Participación en el Foro No a Pascua-Lama

video

En el Foro: "No a Pascua Lama -- No a la megaminería", participaron: Fernando "Pino" Solanas (Proyecto Sur), Elisa Carrió (CC-ARI), el ex diputado y escritor Miguel Bonasso, el especialista chileno en megaminería Lucio Cuenca (director del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales) y el ambientalista Javier Rodríguez Pardo con la coordinación de Roy Cortina (Partido Socialista).

"Pascua-Lama representa el proceso de colonización transnacional más terrible que viene padeciendo la Argentina desde los años 90 hasta el presente, a partir del Tratado de Integración y Complementación Minera Argentino-Chileno firmado por Menem y Frei, y ampliado en 2004 por Néstor Kirchner mediante el Protocolo Adicional Específico", manifestó Solanas y agregó que "esto significa la creación y transferencia de territorios a la Barrick Gold, otorgándole el poder de gobernar a su antojo y desarrollar sus operaciones sin intervención ni fiscalización estatal directa; con beneficios millonarios que le garantizan el saqueo de nuestros recursos naturales, con una estabilidad fiscal por 30 años, sin refinar en el país, sin pagar el impuesto al gasoil, ni a la importación de insumos; y encima, se les reintegra el IVA", denunció Solanas.

En tanto la diputada Elisa Carrió dijo "que los principales depredadores de los recursos naturales de los argentinos son los gobernantes corruptos socios de las mineras transnacionales. Ellos son los principales responsables del saqueo".

A su turno el diputado por el Partido Socalista, Roy Cortina, sotuvo que "los temas que desarrollamos en todos estos foros, como la protección del medio ambiente o la megaminería son cuestiones que ni el kirchnerismo ni el macrismo pueden plantear".

Miguel Bonasso sostuvo que "donde se encuentra Pascua-Lama, es un territorio sin control alguno, emplazado a 5000 metros de altura sobre la Cordillera de los Andes, en manos del país Barrick, la empresa acusada de haber sido fachada de la CIA en el escándalo de armas por drogas para financiar a los antisandinistas en la década del 80″.

Cuenca, por su parte, manifestó que "las operaciones que se realizan en Pascua Lama conducen a la destrucción de los glaciares de la zona y de eso se tienen que hacer cargo las autoridades políticas que permiten que esto siga ocurriendo. Ahora, estas obras están paralizadas no por voluntad de la empresa, sino por lucha del pueblo diaguita y las investigaciones que probaron la contaminación y las enfermedades en trabajadores y pobladores de la región".

Durante su exposición, Solanas pidió la paralización de la mina de Pascua Lama del lado argentino, "el pasado 10 de abril, el complejo minero de Pascua (en Chile) paralizó sus operaciones, gracias a la Corte de Apelaciones de Copiaipó que aceptó el recurso judicial presentado por la comunidad diaguita".

"Sería difícil que en nuestro país prospere una causa como la que inició la comunidad diaguita, que ahora hará reclamos por sus tierras ancestrales en Huayco: recordemos las cautelares a la Ley de Glaciares en San Juan, accionadas con el beneplácito del Gobierno Nacional, que con anterioridad y de manera inescrupulosa había vetado la propia ley", finalizó el diputado.


Ver el video del foro completo>> http://www.youtube.com/watch?v=CWxP4Bjz2tU
 

Graves consecuencias por haber escrito El Mal

video

Miguel Bonasso junto a Fernando 'Pino' Solanas en el programa de Gustavo Sylvestre, denuncian la mega-corrupción de los gobiernos kirchneristas: megaminería con la Barrick Gold; justicia comprada y la vuelta de las peores prácticas en los sótanos más oscuros del poder.

Videla desapareció a su propio hijo


Por Miguel Bonasso, 18 de mayo de 2013.
La muerte del mayor genocida de la historia argentina no podía estar ausente de este espacio personal. Al cabo, gran parte de mi existencia estuvo destinada a combatirlo, denunciarlo y exigir justicia para sus víctimas. Desde la clandestinidad y desde la legalidad democrática. Juré como diputado nacional por “la memoria de los treinta mil desaparecidos”.

Tanto se ha escrito y dicho en estos días sobre su siniestra trayectoria, que no aportaría demasiado una nueva semblanza de un asesino serial convicto y confeso.

Prefiero, en cambio, recordar lo que publiqué como primicia en junio de 1998, en el diario Página/12, donde revelé que diez años antes de imponer “la desaparición forzada de personas”, Jorge Rafael Videla y su esposa Alicia Raquel Hartridge de Videla, internaron a su hijo Alejandro Videla –diagnosticado como “oligofrénico profundo y epiléptico”- en la tenebrosa Colonia Montes de Oca, donde murió muy joven. 

Como contrapartida, el suboficial retirado Santiago Sabino Cañas, que había cuidado al muchacho en la Colonia no pudo conmover al dictador para que este salvara la vida de su hija Angélica, de 20 años, “desaparecida” por “subversiva”. 

¿Qué compasión podía esperar el suboficial, si Videla había mantenido un secreto absoluto sobre ese hijo al que hizo desaparecer?

Una de espías

"__Y otra cosa, Héctor -brama- a fin de cuentas, si nos ponemos a pensar, ¿qué hay de malo en convertir dinero negro en blanco? (...) Así las cosas, ¿dónde preferirías ver ese dinero? ¿Negro y circulando por ahí? ¿O blanco y depositado en Londres, en manos de hombres civilizados, disponible para fines legítimos y por el bien público?
__Siendo así, quizás deberías dedicarte tu mismo al blanqueo, Billy -dice Héctor en voz baja-. Por el bien público".

             Diálogo entre espías del MI6 británico tomado de "Un traidor como los nuestros" de John Le Carré (Plaza y Janés. Buenos Aires 2010).

Cualquier parecido con Los Cinco Grandes del Buen Humor en conferencia de prensa es pura coincidencia.